Una triste historia

Inicio Historias personales y presentaciones Una triste historia

Viendo 2 entradas - de la 1 a la 2 (de un total de 2)
  • Publicaciones
  • #5637
    Eli
    Participante
    Mensajes: 4

    Desconocidos al otro lado de la pantalla, no tengo con quien hablar y esta parece ser una buena alternativa para desahogarse.

    Tengo cuarenta años y dos niñas hermosas, mi esposo se fue de la casa en agosto del año pasado, el 2018 fue un año de mierda.

    Febrero 2018 mi hija de 14 años me dice que no logra sobrellevar su ansiedad y depresión, que necesita ayuda especializada, así que la llevo a la sicóloga quien después de varias pruebas me confirma que esta pasando por un cuadro de depresión severo con ideacion suicida, terrible diagnostico el mundo se viene a mis pies.

    Mayo de 2018 mi hija de 14 años se toma un montón de pastillas y es internada en un hospital por intento de suicidio por sobredosis de fármacos, la siquiatra que la atiende después de una entrevista la diagnostica con TOC, Trastorno Obsesivo Compulsivo y dice que todos sus problemas son secuelas de esta enfermedad siquiátrica que no tiene cura, porque es una condición de su personalidad, que voy a hacer ahora…

    Junio de 2018 mi hija de 12 años tiene una crisis nerviosa en el colegio, llora sin parar…la derivan a la sicóloga del colegio quien me dice que detecta en ella indicios de un trastorno alimenticio y rasgos depresivos, que debo tratarla particularmente. Ahora ella…que es lo que pasa? que he hecho mal…

    Julio de 2018 La sicóloga particular después de varias entrevistas me dice que esta preocupada porque mi hija de 12 años tiene una aversión contra su padre y no encuentra explicación, que aplicara unos test a ella y a sus hermana por posible abuso. Es posible tanto? su papa? mi esposo? un abusador? de que modo? como? que ha hecho? que le hizo a mis hijas? necesito saber, la duda me desespera, me nubla el pensamiento, ahora veo todo negro, todo mal, con quien estoy casada…

    Agosto de 2018 la sicóloga me dice que efectivamente considera que hay algún tipo de abuso de poder sobre mi hija, abuso sicológico y posible abuso físico pero de este ultimo no hay pruebas, que yo debo hablar con ella y sacarle la verdad. Después de presionarla mi hija me dice que lo único que quiere es que el se vaya de la casa que el le da asco, que no lo soporta, que nunca la ha tocado pero que siente que la mira extraño, de una forma que no corresponde. No lo puedo creer, esto me esta pasando aquí y ahora, mi niña, mi bebe, a estado sufriendo en silencio todo este tiempo, con miedo a que su propio padre le haga algo, pero de donde viene esto, porque?, pero necesito una respuesta?, en este momento no, solo quiero protegerla, ya les dije veo todo negro, lo único que veo es a el saliendo de mi casa, del lado de mis hijas, debo protegerlas.

    Septiembre de 2018, mi hija de 14 años vuelve a ser hospitalizada por sobredosis de fármacos, se siente mal por la partida de su padre, por lo que le pasa a su hermana, son tantas las cosas que están pasando al mismo tiempo que ni yo puedo entender como sigo en pie. Soy un autómata, me levanto, voy al trabajo, al hospital, a las citas con el medico, al colegio, a todo por inercia…el trabajo, yo no se como me soportan con todos mis dramas…

    Octubre de 2018, llevo a mi hija de 12 años a la siquiatra para que le den medicamentos para sus crisis nerviosas, que se han hecho mas seguidas y fuertes, las notas y la asistencia al colegio han bajado. Y para mi sorpresa la vida me tenia nuevas noticias, ella fue diagnosticada con TEA, trastorno espectro autista de alto funcionamiento. Una condición que yo siempre vi de lejos, de esas cosas que le pasan al resto, pero no a ti y que se presento a esta edad recién producto de la adolescencia. Y yo ingenuamente pensando que eran solo cosas de la edad…

    Noviembre de 2018, estoy aun tratando de procesar tanta información. Estoy aun tratando de levantarme cada mañana, pero para que?, solo para mis hijas…

    Termino noviembre y perdí mi trabajo, demasiado drama dijo mi jefe, y que puedo hacer si tiene razón. Por mi me quedaría en cama todo el día, durmiendo sin pensar, sin vivir…

    Diciembre de 2018, aquí finalizando este año de mierda, sin trabajo y sin dinero, solo con las ansias de brindarle a mis hijas unas fiestas dignas. Solo queriendo darles un regalo especial que ilumine sus ojos y las haga olvidar por un instante todos nuestros problemas. Por lo menos que ellas olviden un poco…porque yo no puedo.

    Enero de 2019, voy a la sicóloga que a estas alturas atendió a mis dos hijas y le cuento, que no estoy bien que aun las dudas respecto al papa de mis hijas rondan mi cabeza, que aun no me explico porque ella se dio cuenta del abuso y yo no, que porque mi hija le contó a ella primero que a mi sobre su incomodidad, a lo que me responde, que cree que se equivoco…

    Asi es, ella nunca se dio cuenta de la condición de autismo de mi hija y que eso cambia todo, que todo fue un mal entendido, que ahora ella no cree que el haya abusado de mi hija, por lo menos no físicamente, que ella como ve el mundo diferente, tal vez mal interpreto las conductas de su padre, pero que el no es un abusador. Y que hago yo ahora con esta información, que hago yo con estos meses de dolor, de culpa, de frustración, que hago con los 18 años de matrimonio que deje salir por la puerta, de la manera mas dolorosa posible.

    Febrero de 2019, hace un par de semanas me tome como 6 pastillas para dormir (en la mañana), no quería morir (no quiero darle ese dolor a mis hijas), pero quería desaparecer, quería desconectarme y lo logre, pero de la peor manera. No logre dormir…eso no…mi cerebro se desconecto de mi cuerpo que siguió haciendo lo habitual, cocinar, comer, hablar, caminar, todo como un zombi y delante de mis hijas lo peor, ellas dicen que parecía volada, la verdad es que yo recuerdo muy poco, no recuerdo que me hablaran, no recuerdo haber vomitado como enferma, ni nada, que espectáculo que me mande. Lo peor es que ahora son mis hijas las que están preocupadas por mi, son ellas las que llaman a su padre asustadas, porque no entienden mis cambios de humor, mi enfado, mi llanto, mi tristeza…

    Aun sigo sin trabajo y en lo único en que pienso todas las mañanas es en si tendré ese día dinero para comprar que comer, que haré cuando ellas me pida algo y yo no pueda comprárselos y lo peor… cuando podre llevarlas de nuevo a sus terapias, nunca pensé que esto de no tener trabajo fuera tan duro, quizás si no tuviera este cargo de conciencia de que si no asisten a sus terapias pueden empeorar, no se… son tantas las cosas que pasan por mi cabeza.

    Una vez me dijeron que dios no envia mas peso del que tus hombros pueden soportar, ahora no se si ese dicho es tan cierto…

     

     

    #5638
    José Miguel
    Moderador
    Mensajes: 192

    Una historia muy dura, Eli. No estoy seguro qué aconsejarte. Pienso que para poder ayudar a tus hijas y familia debes estar tú un poco mejor. Padeces depresión, y la depresión es la muerte en vida, el lado positivo es que no puedes morir más. Quizás deberías usar más la cabeza que el corazón, y así aliviarías tu sufrimiento. No sé qué relación tienes con tu ex marido, pero él debería ayudar económicamente al menos. No sé si os podéis reconciliar. Quizás sea una solución empezar de nuevo, afrontando los problemas juntos.

Viendo 2 entradas - de la 1 a la 2 (de un total de 2)

Debes estar registrado para responder a este debate.