Si por cada vez que nos han herido, no amar hubiéramos decidido, no existiría en este mundo amor, sólo el horror de ver una vida sin color. Me sobra todo, me sobra la vida, me falta todo, me falta vida. Hoy me hallo en un lugar donde está prohibido hablar. Cansado de escribir, escribo, cansado de amar, amo, cansado de estar solo vienes a mí, mi eterna soledad. Estoy cegado por una luz que ya no brilla, quemado por un sol apagado, cansado de buscar una perfección que no existe.

Todos anhelamos la sinceridad pero nadie la da. Hipócritas somos, hipócritas todos. Todos hemos cometido errores, pero yo los peores. Errado por no errar, hubo un tiempo en que creí que yo, más que nadie, sufrí. Errores que aún me duelen, errores con los que tengo que aprender a convivir. Cualquier tiempo pasado no es ni mejor ni peor. El pasado es algo que ya no puedo alterar, inamovible. Cuando mires al pasado que sea para coger impulso, que sea para ver que cometiste el error una sola vez.

La gente enferma de soledad, y más los que se mienten a sí mismos. No soy la mejor persona pero, tal vez, tampoco la peor. Un filósofo enfermo por filosofar, pero aprendido está el saber encajar una derrota más.

Acostumbrados a perder siempre

Alma herida, alma, en el camino, perdida. No debo ser el único herido, sé que hay muchos más, pero no todos lo dirán por el qué dirán. Ya no soy rehén de mi herida, ahora soy libre para cometer errores diferentes y tal vez algún acierto. Rectificar es de sabios, pero aceptar que hay cosas que nunca podrás cambiar es de mayor sabiduría. No llores tristemente por lo que perdiste, ahora toca llorar de felicidad, por estar en un lugar, donde todo lo podemos cambiar.

herida

Entradas relacionadas

Pin It on Pinterest